miércoles, 1 de abril de 2009

El día que Rosario anunció un presidente

Ese día en Rosario todo quedó dicho. Claro como el agua. El Gallego iba a ser el próximo líder que suplantaría a los herederos del régimen militar. Y qué presidente. Nada menos que el hombre que le daría apertura a la era democrática después de tantos años de oscuridad y espanto.

Eran finales de octubre del 83. El candidato radical se presentaba en Rosario. A la tarde, ya el ir y venir por el centro de la ciudad les daba a los periodistas locales y a los cientos de enviados especiales la idea de lo que se venía: un día agitado. Y mucho.

Antes del atardecer el entorno del Monumento Nacional a la Bandera parecía demasiado escaso para contener a la multitud que crecía a cada instante. La ciudad estalló en banderas, pancartas, y gorros blancos. Rosario, ciudad peronista por tradición, se había convertido de pronto en una meca radical. Y allí, el hombre que decía poder cambiar el rumbo con el Preámbulo de la Constitución, prometía que se podía educar, curar y comer.

Cuando don Raúl Ricardo Alfonsín, acaso al menos hasta ahora uno de los últimos grandes estadistas que dio la República, lanzaba sus roncas palabras al viento después de tantos discursos de cierre de campaña, miles y miles de personas lo escuchaban con esperanza y con lágrimas en los ojos. Era el hombre elegido. El que iba a dejar atrás el ostracismo, los crímenes de lesa humanidad.

Y ese enorme manto de rosarinos cubriendo la ribera del río hasta límites inconcebibles de la geografía del Parque a la Bandera ya estaba preanunciando un final imposible de revertir. Sí. Para los que estuvieron. Para los que lo vieron por tevé, ese día, un inolvidable 28 de octubre. Ahí se veía que Alfonsín era imbatible.

Los cronistas lo reflejarían en crónicas y reportajes al día siguiente con palabras de asombro y emoción por la jornada vivida.

No cabían dudas. El "Alfonso" ya era el próximo presidente de los argentinos.Y esa noche todos respiraron un aire nuevo. Aires de democracia.

La nota anterior fue extraída del diario Rosarino "La Capital" del día 1-04-09
Publicar un comentario